Haciendas en Yucatan

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Las Haciendas de Yucatán han sido catalogadas como monumentos históricos y de patrimonio cultural en México. Visítalas y conoce del pasado que encierran estos bellos lugares.

Las antiguas haciendas de Yucatán constituyen un atractivo turístico al que se le está dando la debida importancia, por tanto se considera este manual, como una herramienta para proporcionar un mayor conocimiento de las haciendas y aumentar su potencial de promoción.

En el Estado han existido alrededor de 392 haciendas, distribuidas de la siguiente forma:

Cantidad Ubicación
50
Ruta ciudad de Mérida
95
Ruta de la Conventos (35 pertenecen a la ruta Puuc)
45
Complejo Turístico del Mayab
106
Ruta Litoral Norte
8
Ruta Oriente
82
Ruta de los Itzáes
9
Ruta a Progreso

Sin embargo, sólo 70 de estas haciendas están aún activas, muchas de ellas han sido destruidas y otras han desaparecido.

Para comprender la importancia que han tenido estas venerables casonas, es necesario hacer un poco de historia y mencionar algunos hechos que originaron su decadencia.

A partir de 1543, se empiezan a repartir las tierras por órdenes del rey a los primeros españoles que poblaron Yucatán y comenzaron a recibir así, los frutos de las encomiendas, pero el bajo rendimiento de las mismas los impulsa a establecer "estancias" en aquellos rústicos terrenos que les habían entregado.

Las estancias fueron solicitadas para llevar a cabo la producción ganadera que era muy rentable y necesitaba poca mano de obra. Así, paralelamente a las encomiendas, que eran instituciones diferentes, y al iniciarse un incremento en la población tanto indígena como española, surgen las típicas estancias de ganado vacuno, caballar o porcino que al cabo de los siglos, ya extendidas por toda el área peninsular, habrían de sufrir transformaciones hasta llegar a convertirse en las actuales "Haciendas Henequeneras" que fueron base y sustento de la economía yucateca.

Pero el asesinato oficial de esta industria agrícola, que en el pasado fuera ejemplo de eficiencia y productividad en México y hasta en el extranjero, ha ocasionado el deterioro progresivo de este tesoro histórico, condenadas a desaparecer si no se les otorga la importancia a que son acreedoras.

Por fortuna, algunos cascos de haciendas condenados a convertirse en escombros, han podido salvarse al ser adquiridos por personas de gran sensibilidad y amantes de su cultura regional, que invirtiendo cuantiosas sumas en su restauración, las han convertido en casas de campo y recreo o en centros redituables destinados a eventos sociales de la comunidad emeritense.

Entre las Haciendas en Yucatán se encuentran las siguientes:

Cacao, Calcehtok, Chenché de las Torre, Chenkú, Chichén & Yaxkin SPA, Chichí Suárez, Chunchucmil, Citincabchen, Dzoyaxché

Eknakán, Granada, Itzincab Cámara, Kancabchén, Katanchel, Kochol, Lepán, Misné, Misnebalam, Mucuyché de Peón,

Nuestra Señora de la Soledad Pebá, Oxtapacab, Petac, Petcanché, Petectunich, Poxilá, Sac Chic, San Antonio Chalante,

San Antonio Chel, San Antonio Cucul, San Antonio Kankirixché, San Antonio Kaua, San Antonio Millet,

San Antonio Tahdzibichén, San Antonio Tehuitz, San Antonio Yaxche, San Bernardo, San Diego Azcorra, San Enrique,

San Idelfonso Teya, San Ignacio, San José Cholul, San José Tip - Ceh, San José Chakán, San Juan Dzonot, San Lorenzo Aké,

San Miguel, San Marcos Nacoh, San Pedro Chimay, San Pedro Chukuaxín, San Pedro Noh Pat, San Pedro Ochil,

San Pedro Palomeque, Santa Cruz, Santa María Acú, Santa Rosa de Lima, Santo Domingo, Sotuta de Peón, Tabi, Tamanché , Tanil,

Tanlum, Techoh, Temozón Sur, Tepich Carrillo, Tekit de Regil , Ticopó , Thoho-ku, Uayalceh, Yaxnic, Xcanatún, Xcanchakán,

Xcumpich, Xcunya , Yaxcopoil, Yunkú, Xtepén,

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player